Archive | agosto, 2012

Debatir, la asignatura que olvidamos en la Educación

23 Ago

Image

Estos días he tenido la oportunidad de visitar varios colleges en Oxford y Cambridge, instituciones de las que han surgido decenas de escritores, artistas, científicos y dirigentes mundiales que ilustran nuestros libros de texto.

Hay miles de características que sobresalen en estos centros educativos:
– El respeto a una tradición de enseñanza que surge a finales del siglo XII.
– El cuidado de los detalles pequeños, que se aprecia hasta en cómo cortan el césped.
– El orden, la armonía y la belleza de unas construcciones que buscan iluminar al estudiante.
– Una jerarquía que valora el conocimiento y la inteligencia.

Es muy difícil encontrar en España universidades que aprecien y valoren esos detalles. Pero por encima de todo, creo que es fundamental algo que ya Enrique VI, al fundar el King’s College de Cambridge en 1441, tenía muy claro, la necesidad de ARGUMENTAR.

Aprender a debatir es aprender a discurrir. Y es lo que tenían previsto en su horario los estudiantes todos los días, de 9:00 a 11:00 de la mañana. Todos los días se celebraba un debate público, en el que dos estudiantes defendían posturas distintas, utilizando la lógica y bajo la supervisión de un ‘senior’.

Durante años se ha denostado este modelo educativo, al considerar que estas ‘cuestiones disputate’ terminaban debatiendo sobre el sexo de los ángeles. Pero esa crítica es de corto alcance. Lo esencial de esas disputas no era de QUÉ se discutía, si no el CÓMO. La necesidad de razonar lógicamente y de respetar al oponente es lo que ha hecho evolucionar el pensamiento.

Al analizar algunos debates en España, queda claro que una asignatura pendiente.

@AntonioOlivié

* En la imagen, el horario del King’s College en Cambridge

Elecciones EEUU: Europa, la palabra maldita en campaña

13 Ago

Romney y Ryan con sus respectivas familias

¿Queremos imitar a Europa?” Grita el nuevo candidato a vicepresidente republicano, Paul Ryan, en un mitin en Wisconsin. “¡Noooo!” Responde enfervorecida la multitud. Y plantea una disyuntiva muy propia de este tipo de discursos: Llega la hora de elegir entre “más gobierno, más normativa, más impuestos y más dificultad para crear empresas” (algo que achacan a las políticas europeístas de Obama) y eliminar la burocracia y facilitar que cada pequeño empresario encuentre menos trabas para triunfar.

Europa es ahora una palabra maldita en la campaña americana. La crisis del viejo continente y sus dificultades de financiación alimentan la sombra que los republicanos tratan de poner sobre la gestión de Obama. En la medida en que algunas de sus propuestas, como el llamado Obamacare (algo similar a la Seguridad Social en España), son muy costosas, los republicanos creen que sólo provocarán más déficit y más impuestos.

Para un europeo es difícil entenderlo. Pero en EEUU hay mucha gente que piensa que no es sostenible un sistema en que se le dan las mismas facilidades a un rico que a un pobre. Entienden que así no se promueven la iniciativa y las ganas de triunfar, tan propias del sueño americano. Entienden que se construye una mentalidad parasitaria, en la que quienes menos trabajan se aprovechan de los que se sacrifican para triunfar. Es algo que muchos en España han achacado a los planes de empleo rurales.

Los términos “estado del bienestar” y “nannystate” (“estado niñera”) van surgiendo constantemente en los mítines republicanos. Y siempre en tono crítico. Si lo hacen es porque creen que conecta con el americano medio y que les servirá para derrotar a Obama. Igual que Nicolas Sarkozy pensó que hablando de la España de Zapatero podría frenar el voto socialista en Francia. Otra cosa es que los electores rechacen esa estrategia del miedo.

@AntonioOlivié