Archive | marzo, 2015

El ISIS y otras amenazas para Babilonia

1 Mar
Con el grupo que visitó Babilonia y los militares que nos escoltaban

Con el grupo que visitó Babilonia y los militares que nos escoltaban

Las imágenes de la destrucción del Museo de Mosul se suman a los salvajes asesinatos a sangre fría de cristianos por parte de los fanáticos islamistas del ISIS. Es lamentable, pero al menos nos recuerdan el riquísimo patrimonio histórico que aún conserva la antigua Mesopotamia. Tuve la oportunidad de admirarlo en el último viaje que hice a Irak, en 2008, visitando las ruinas de Babilonia, la ciudad situada a orillas del río Eufrates que aún no ha sufrido el acoso radical.

Uno de los soldados iraquíes que nos acompañó a Babilonia ante la puerta de Istar

Uno de los soldados iraquíes que nos acompañó a Babilonia ante la puerta de Istar

Lo primero que sorprende al acceder a este recinto histórico, situado al sur de Bagdad, es la Puerta de Istar, decorada con leones alados. La original está en el Museo de Pérgamo, en Berlín, pero en Irak se conserva una réplica en el mismo lugar en que se localizaba una de las ocho puertas, de unos 14 metros de alto, que permitían entrar o salir de esa gran ciudad. El día que estuve allí, junto a siete empresarios españoles, coincidimos con un general norteamericano que también estaba interesado en el arte. De esta forma, se juntó nuestro grupo español (escoltado por cerca de 30 militares iraquíes) con un contingente similar de norteamericanos. Y es que en esa época el ejército de EEUU todavía custodiaba algunas de las zonas de valor histórico de Irak.

Militares iraquíes en las puertas del Museo de Babilonia

Militares iraquíes en las puertas del Museo de Babilonia

Uno de los detalles que me llamó la atención del lugar fue el pavimento de las calles. Recordaban a una carretera de provincias. El hecho es que en el territorio en el que se inventó la rueda también utilizaban el petróleo, mil años antes de Cristo. A pocos metros de la superficie, en toda esa zona de Irak es fácil encontrar esa materia prima.

Saddam Hussein puso un gran empeño por recuperar Babilonia, la ciudad del gran rey Nabucodonosor, como un referente de una nueva etapa imperial. De esta forma reconstruyó las murallas y preparó un gran museo dentro de la ciudad que no pudo concluir. Pese a todo mantienen cuatro o cinco salas que recogen algunas de las piezas que han resistido el saqueo universal.

Dentro del Museo de Babilonia, con la escolta de un general USA

Dentro del Museo de Babilonia, con la escolta de un general USA

En el exterior destacan los dos leones alados que aún conserva el recinto (el resto están en museos de Europa). Son dos esculturas impresionantes, pero que mantienen al aire libre, sin ningún tipo de protección. Y lo lógico es que en estos momentos de guerra civil sea lo último que les preocupe, en una sociedad en la que con sobrevivir ya es suficiente.

El que la zona en la que está Babilonia sea de mayoría chií, enemigos del ISIS, permite albergar cierta esperanza de que se mantendrán estas joyas universales. Pero si el conflicto se mantiene los riesgos ya no son solo del fanatismo religioso. Se abren las puertas al comercio ilegal de obras de arte o al simple abandono, que tanto daño puede hacer a piezas así.

@AntonioOlivié